Iglesia Palabra Pura

Como vimos brevemente en el post anterior (Parte 8), la teoría del Rapto Pre-tribulacional es la teoría que nos muestra correctamente cuándo será el Rapto de la Iglesia. Esta es una teoría que fácilmente podemos comprobar a lo largo de las Escrituras y que nos demuestra que el Rapto de la Iglesia es el evento de mayor importancia Profética que está a punto de ocurrir. Mi posición y la de mi esposa es la del Rapto Pre-tribulacional, y espero que con todo lo que hemos estudiado hasta ahora, ustedes se hayan dado cuenta que la Iglesia no pasará por la Tribulación, sino que seremos Raptados antes de que esta inicie, por lo tanto, ustedes estarían siendo parte de los creyentes Pre-tribulacionalistas.

Sólo como referencia, ya que no entraré en detalles, para que ustedes puedan luego estudiarlo a fondo, les daré una lista de varios argumentos que hacen parte de la teoría Pre-tribulacional:

  1. El Argumento histórico.
  2. La Naturaleza de la Iglesia (el Cuerpo de Cristo).
  3. La Doctrina de la Inminencia.
  4. Los Dos Eventos (el Rapto de la Iglesia y la Segunda Venida de Jesucristo).
  5. La Naturaleza de la Tribulación (la Ira de Dios).

Me gustaría que a partir de este momento, empecemos a estudiar el Rapto de la Iglesia, pero desde la perspectiva de los siguientes cuatro (4) ángulos:

  1. El Rapto en los  Evangelios.
  2. El Rapto en las dos Cartas a los Tesalonicenses.
  3. El Rapto en 1 Corintios.
  4. El Rapto en Apocalipsis.

Deben entender que bajo este formato sólo puedo dar algunas pinceladas, pero considero que serán las suficientes para seguir estableciendo fundamentos sobre la Doctrina del Rapto desde la teoría Pre-tribulacional.

PERSPECTIVA #1 EL RAPTO DE LA IGLESIA EN LOS EVANGELIOS

EVANGELIO DE MATEO

CAPÍTULO 13: en este Capítulo encontramos unos puntos de gran importancia que cubren un periodo de tiempo en lo que se refiere a la Primera y la Segunda Venida de Jesucristo, pero no encontramos información alguna sobre los eventos que están en la mitad de la Primera y la Segunda Venida de Jesucristo. La razón principal es porque la Iglesia hasta ese momento todavía era un misterio, por ende, el Rapto de la Iglesia no había sido introducido en las Enseñanzas de Jesús. Mucha gente que trata de estudiar las Escrituras sin tener la claridad de esto han llegado a conclusiones equivocadas y han creado confusiones.

CAPÍTULOS 24 Y 25: estudiando en detalle estos dos Capítulos, nos damos cuenta que las Enseñanzas de Jesús estaban directamente relacionadas a las preguntas que hicieron los discípulos respecto al final de los Tiempos. Si recuerdan el estudio que hicimos, hace poco, de Mateo 24, las preguntas que hicieron los discípulos no fueron respecto al Rapto, ya que no había sido revelado a ellos, sino que fueron respecto a las señales que conducirían a la Segunda Venida de Jesucristo. Es por eso que los Capítulos 24 y 25 del Evangelio de Mateo no pueden ser usados como testimonio de algún concepto del Rapto, como muchas personas lo han hecho de forma errónea.

Desde la condición espiritual en la que se encontraban los discípulos, donde aún no habían podido entender sobre la Muerte y Resurrección de Jesús, tampoco hubiesen podido entender acerca del Rapto de la Iglesia. Si tenemos ese contexto claro, podemos comprender por qué Jesús se tomó el tiempo para Enseñar sobre ciertos temas, y sobre otros no les dedicó tiempo explicándolos, aunque sí los mencionó de manera indirecta, como lo veremos en el Evangelio de Juan.

EVANGELIO DE JUAN: Jesucristo, en el Aposento Alto, la noche antes de ir a la cruz, dio la primera referencia del Rapto de la Iglesia (desde el punto de vista cronológico), aunque no les dio ninguna explicación sobre esto a Sus discípulos. Veámosla:

Juan 14:1-3 (LBLA)

“No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros”

Podemos ver que en este pasaje hay una clara evidencia del Rapto de la Iglesia, pero sobre todo, si analizan bien, verán que no se menciona la Segunda Venida de Jesucristo como el mismo evento del Rapto, por lo tanto, queda demostrado que el Rapto de la Iglesia y la Segunda Venida de Jesucristo son dos (2) eventos completamente diferentes.

En la Parte 10 de esta Serie seguiremos estudiando el segundo ángulo desde la Primera y la Segunda Carta a los Tesalonicenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *