Iglesia Palabra Pura

Continuamos con esta Serie sobre los últimos tiempos, basada en Mateo 24. Veamos los versículos del 23 al 26 (LBLA):

“23 Entonces si alguno os dice: «Mirad, aquí está el Cristo», o «Allí está», no le creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. 25 Ved que os lo he dicho de antemano. 26 Por tanto, si os dicen: «Mirad, Él está en el desierto», no vayáis; o «Mirad, Él está en las habitaciones interiores», no les creáis”

Si seguimos la secuencia de los eventos que hemos estado estudiando, los elegidos, es decir, los creyentes, han huido hacia las montañas buscando refugiarse en las cuevas. Por lo tanto, si se dan cuenta el versículo 24 usa la palabra “engaño”, porque Satanás buscará desviar a los creyentes de su fe en Jesucristo.

Jesús advirtió de forma clara que se levantarán “falsos Cristos y falsos profetas” (v. 24), y no sólo se auto-proclamarán enviados por Dios, sino que harán demostraciones de grandes señales y prodigios. Estos falsos Cristos y falsos profetas usarán un poder sobrenatural, más allá de cualquier capacidad humana, con el único objetivo de engañar. Satanás también puede realizar milagros y prodigios, y si no se tiene el conocimiento de la Palabra para poner a estos milagros o prodigios a la luz de las Escrituras, Jesús dijo que podrían estas demostraciones engañar “de ser posible” aun a los elegidos. 

Sabemos que la única arma que puede detener el engaño es la Palabra de Dios, pero es más preciso aún decir, que cuando en realidad CONOCEMOS la Palabra de Dios es que podemos usarla como arma contra el engaño. Así que para los creyentes que tomen la Palabra de Dios como suprema en todo, será simple identificar la operación de engaño de Satanás a través de falsos Cristos y falsos Maestros a pesar de las señales o maravillas que puedan manifestar.

En conclusión, las tinieblas usarán el arma del engaño; y los creyentes podrán derribar esta arma demoniaca con el arma superior de la Palabra de Dios. Es por eso que espero que se estén dando cuenta de la importancia del estudio, no superficial sino profundo, de la Palabra de Dios. La diferencia entre la vida y la muerte será marcada por el conocimiento profundo de la Palabra. Ahora miremos los siguientes versículos:

Mateo 24:27-28 (LBLA)

“Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres”

La Segunda Venida de Jesucristo no será un secreto. Jesús compara Su Segunda Venida cómo un rayo que irá de un extremo de la tierra a otro. Es decir, que nadie podrá ignorar Su Venida, y todavía menos la podrá ignorar Satanás, ¡porque sabrá que su tiempo ha llegado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *