Iglesia Palabra Pura
  • 12 agosto, 2022
  • Iglesia Palabra Pura
  • 0

GABRIEL SABE QUIÉN ES SU SANADOR

“Quiero contar sobre lo maravilloso que ha sido Dios con nuestra familia, especialmente en la vida de mi hijo Gabriel. Mi hijo tiene 5 años y medio y hoy puedo decir que Dios nos ha mostrado por medio de Él que Su Palabra es verdad.

A los 2 años, más o menos, tuvo un control de rutina con la pediatra. Él tenía un poco de tos, así que la doctora decidió enviar unos exámenes. Cuando volvimos para que la doctora leyera los resultados, nos dijo que tenía alergia a “todo”, que no podía tener cerca mascotas, que le hacía daño el frío, el calor, los peluches, que no podía agitarse mucho, etc. Prácticamente sus indicaciones eran que lo tuviera encerrado como una porcelana. Le recetó una cantidad de medicamentos e inhaladores, y me indicó que debía tenerlo en controles permanentes.

Al salir del consultorio lo primero que hice fue rasgar las fórmulas que me había entregado, ya como familia nos estábamos congregando en Iglesia Palabra Pura y habíamos aprendido que Dios nos quiere sanos. Uno de los audios que más me impactó fue cuando los Pastores explicaban el pasaje donde a Jairo le dicen que su hija ha muerto, y Jesús le dice: <<No temas, sólo cree>>. Por lo que la Palabra que había sembrado en mi corazón había dado fruto a tal punto que rechacé cada una de las palabras de enfermedad que había dado la pediatra sobre mi hijo, y las cambié por la declaración de la Palabra de Dios sobre la vida de él.

Como familia nos mantuvimos firmes en la Palabra. Cuando empezaba a tener síntomas de gripa, orábamos, mi esposo y yo, declarando la Palabra de Dios sobre la vida de Gabriel y dando gracias por su sanidad por medio del sacrificio perfecto de Jesús en la cruz. Nunca volvimos a ningún tipo de control. 

Y para la Gloria de Dios, ¡Gabriel jamás necesitó ni un solo medicamento de los que en algún momento le recetaron, aún tenemos a nuestra mascota y es un niño muy activo, practica fútbol (está en una escuela de fútbol) y sus pulmones funcionan perfectamente!

También quiero contar cómo Dios obró de una manera sobrenatural en Gabriel, ya que no podía pronunciar la letra R. El maxilofacial me dijo que debíamos programar cita para realizarle un procedimiento en su lengua, ya que el frenillo debajo de su lengua era demasiado grueso, por lo que no podría  pronunciar la R sin el procedimiento.

Gracias a lo que en la Iglesia le han enseñado las maestras Kids a Gabriel y lo que en casa le hemos mostrado de lo maravilloso que es Dios y de todo lo que Jesús nos ha dado, él nos pidió que oráramos para que Dios hiciera la obra en él y que no le tuvieran que hacer dicho procedimiento. Así que postpuse el procedimiento médico y empezamos a orar a Dios por un milagro creativo en su lengua, cada que nos acordábamos le dábamos gracias a Dios por su respuesta. Al pasar los meses empezamos a notar cómo se le escuchaba pronunciar la R cada vez mejor. Del colegio le dieron una cita con la Fonoaudiologa. Ella me decía que era increíble que teniendo el frenillo como él lo tenía pudiera pronunciar tan bien como la hacía, que no entendía cómo él se las había ingeniado para pronunciar como si no tuviera el frenillo. Pero nosotros sí sabíamos el por qué. 

Dios nos oye, y cuando ponemos nuestros ojos en Su Palabra, y en verdad la creemos, vemos en nuestra vida la grandeza del poder de Dios. Gabriel, a su corta edad, es un niño que ama aprender de Dios, y tiene en su cabecita y en su corazón arraigada la sanidad a través de Jesucristo, es por eso que cuando tiene cualquier dolor, no duda en pedirme que oremos y que tomemos la Santa Cena. Él sabe que esto es más que suficiente para quitar cualquier síntoma de su cuerpo.

Gracias doy a Dios porque por Su llaga hemos sido sanados”

Marcos 5:36 “… No temas, cree solamente” (NBLA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *