Iglesia Palabra Pura
  • 26 agosto, 2022
  • Iglesia Palabra Pura
  • 2

SOY FELIZ PORQUE CONOCÍ A ABBA PADRE

“Hace poco más de dos años, Dios me trajo a Sus caminos y transformó mi vida de una manera sobrenatural y poderosa:

Yo era una chica con un gran dolor en mi corazón, era esclava del pasado de manipulación y engaños que el enemigo había utilizado para alejarme de la bendición de Dios. Experimenté acoso sexual por parte de mi propio padre desde mi infancia, abuso que callé por muchos años porque quería que mi familia se mantuviera unida. Luego tomé la fatal decisión de hacer parte del mundo de la prostitución y la web cam. También creía de forma fantasiosa que encontraría a mi “príncipe azul” sin importar si faltaba a los principios de Dios, pero estas decisiones sólo me dejaban consecuencias de vacío en mi interior. Además, enfrenté varios diagnósticos médicos de enfermedades, como cáncer de colon y problemas del corazón.

En Dios encontré un Padre amoroso que me perdonó y me restauró a través de Su Hijo Jesucristo. También Dios me ayudó a perdonarme por el daño que me hice al no respetar ni mi cuerpo por los caminos que había elegido en el pasado. Cada día estaba aprendiendo las Escrituras acerca de todo lo que Jesucristo había hecho por mí y Sus planes de bienestar y paz para mi vida. Poco a poco empecé a notar que la oración de reconocimiento de Jesucristo como Señor y Salvador, y la decisión genuina de entregar mi vida a Él estaban dando fruto. Mi manera de pensar, hablar, actuar y hasta de vestir estaban cambiando. Ya no veía la vida de la misma manera. No fue una imposición el cambio, sé que fue una obra del Espíritu Santo en mi vida. Él me había enseñado cómo valorarme, respetarme y agradarlo a Él.

No obstante, pasé por una gran prueba que considero ha sido la más dura que he experimentado:

Vivía junto a mi papá, mi mamá y mi abuela materna. Como lo relaté anteriormente, callé el abuso de mi padre porque sólo quería una familia unida. Pero mi mamá también había sufrido por las constantes infidelidades de mi padre. Mi madre también quería mantener la familia unida y por eso lo perdonaba, pensando que él cambiaría. Pero lejos del cambio estaba mi padre. Mi madre encontró a mi padre y a mi abuela haciendo algo feo y malo. Ese fue el tope que la llevó a revelarle a mi hermano lo que ella y yo habíamos callado por más de 20 años. En ese momento yo también tomé la decisión de confrontar a mi padre, y luego de hacerlo, corté toda relación con él y mi familia paterna, quienes no creen nuestras denuncias contra él.

Quiero expresarles que en ese momento yo ya había perdonado a mi padre, Dios había hecho Su obra en mí, y aunque tuve que tomar decisiones respecto a mi padre, no lo hice desde el rencor y la amargura. Luego de esto, mi madre terminó saliendo de la ciudad, y yo quedé viviendo sola.

Nunca me preocupé por mi futuro, sabía que Dios sería mi Proveedor y Protector, y ni un solo día me abandonó. Tuve techo, y muy cómodo, buena comida, fui sanada de malos diagnósticos, terminé mis estudios, incluso, me gradué con honores. Nunca me hizo falta dinero para mis Diezmos, pasajes y mis compras personales. Yo creí, y de verdad no me preocupé. En medio de la prueba y el dolor fui grandemente bendecida. Asistí fielmente a la Iglesia y me alimenté de la Palabra de Dios, confiando en todo lo que Él me dice en ella. Cuando necesité personas que me guiaran y ayudaran a mantenerme firme, Dios en Su bondad me dio una familia maravillosa llamada IGLESIA PALABRA PURA.

Aunque mi familia biológica ya no está conmigo para llenarme de afecto, Dios me dio una familia espiritual, Iglesia Palabra Pura, que me da su apoyo, afecto y el mejor de los regalos para ser feliz, que es la Enseñanza de la Palabra de Dios.

Hoy, vivo sola, tengo un trabajo digno, sirvo en la Iglesia, y lo más bonito de todo es que no corre ni una lágrima al contar mi historia, porque Dios me dice en Su Palabra: “No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa” (Isaías 41:10[NTV]). Soy feliz porque conocí al Abba Padre, el más bueno y justo que pueda existir. Él es: “Padre de los huérfanos, defensor de las viudas, este es Dios y su morada es santa” (Salmos 68:5 [NTV])”

SALMOS 32:7 “Tú eres mi refugio, me rodeas y proteges. Por todos lados te escucho gritándome alegremente que tenga en cuenta que tú me has salvado” (PDT [Palabra de Dios para Todos)

2 comments on “TESTIMONIOS

  1. Que hermoso testimonio , DIOS ES GRANDE Y BUENO EN TODO TIEMPO.
    GRACIAS HERMANA POR COMPARTIR TÚ TESTIMONIO.
    DIOS TE SIGA BENDICIENDO AMÉN.🦁

  2. Gloria a Dios, que hermoso testimonio que sale del corazón y demuestra que en Cristo Jesús hay libertad y El es el Señor y transforma a todo aquel que confía en El. Bendecida y fructífera es la persona que ponemos nuestra confianza en el verdadero camino, Jesucristo el Rey y Salvador! Wouuuu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *