Iglesia Palabra Pura

En el Artículo pasado, empezamos una Serie sobre el Rapto o Arrebatamiento de la Iglesia, trayendo claridad sobre que este evento no es igual a lo que conocemos como la Segunda Venida de Jesucristo, ya que tienen características, tiempos y señales diferentes. Como por ejemplo: que el Rapto de la Iglesia es inminente, sin previo aviso; pero la Segunda venida es justo después de los siete (7) años del tiempo conocido como la Tribulación.

Recuerden que la Tribulación es otro evento distinto, que tiene lugar después del Rapto de la Iglesia. A ese tiempo, de siete (7) años, se le conoce como “El día de la ira de Dios” (1 Tesalonicenses 1:10). Así que con lo que hemos visto hasta ahora, podemos entender que es correcto decir que el Rapto de la Iglesia le da entrada al Día de la Ira de Dios, y que la Segunda Venida de Jesucristo entrará cuando finalice el Día de la Ira de Dios.

Muchas personas que escuchan lo que sucederá en el Rapto de la Iglesia, prefieren negar este evento de forma contundente  o burlarse al respecto, porque les parece algo fantasioso, sin embargo, en el Antiguo Testamento encontramos precedentes de Raptos. Un precedente es una acción o circunstancia anterior, que puede ser luego utilizada como ejemplo. Veamos cuáles son esos precedentes:

ENOC: fue llevado por Dios sin ver la muerte. El Apóstol Pablo luego nos dice que no vio la muerte porque fue trasladado (o podríamos decir: Raptado) al Cielo.

GÉNESIS 5:24 (LBLA) “Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó”

HEBREOS 11:5 (LBLA) “Por la fe Enoc fue trasladado al cielo para que no viera muerte; y no fue hallado porque Dios lo trasladó; porque antes de ser trasladado recibió testimonio de haber agradado a Dios”

ELÍAS: este Profeta tampoco vio la muerte; fue arrebatado por Dios.

2 REYES 2:11 (LBLA) “Y aconteció que mientras ellos iban andando y hablando, he aquí, apareció un carro de fuego y caballos de fuego que separó a los dos. Y Elías subió al cielo en un torbellino”

Enoc y Elías Raptados por Dios. Por lo cual no debe sorprendernos lo que nos dice el Apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, sobre lo que sucederá con los que hacemos parte de la Iglesia:

1 TESALONICENSES 4:13-18 (LBLA) “Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con Él a los que durmieron en Jesús. Por lo cual os decimos esto por la palabra del Señor: que nosotros los que estemos vivos y que permanezcamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre. Por tanto, confortaos unos a otros con estas palabras”

Aunque es común que todos los seres humanos mueran físicamente, vimos que Enoc y Elías no murieron, sino que fueron llevados por Dios. Así mismo será con los que estemos vivos cuando ocurra el Rapto de la Iglesia, seremos llevados por el Señor al Tercer Cielo, junto con todos aquellos creyentes de la Iglesia que resucitarán para ser llevados por el Señor, y obviamente me estoy refiriendo a que esto sucederá exclusivamente con los que son parte de la Iglesia de Jesucristo, de Su Cuerpo, los que reconocieron a Jesús como Señor y Salvador en la Dispensación de la Gracia.

Ahora, deben saber que hay otro grupo de cristianos que sí creen en el Rapto de la Iglesia, pero no creen que este tendrá lugar antes de la Tribulación, sino que lo ubican en otro orden respecto a los eventos de los Últimos Tiempos. De estas posturas seguiremos hablando en el próximo Artículo.

4 comments on “SONARÁ LA TROMPETA- PARTE 2

  1. Muchas gracias Pastor Rafael por sus enseñanzas. Oramos y pedimos a nuestro gran y buen Dios por su fortalecimiento y Shalom.

  2. Muchas gracias Pastor Rafael por compartir su conocimiento de las escrituras. Dios le bendiga grandemente y sea cuidado y fortalecido en todo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SELECIONA TU MONEDA